Brasil: Contexto

  • El aborto está permitido en casos de violación, cuando el embarazo presenta un riesgo a la vida de la mujer, y en casos de anencefalia.
  • El uso de anticonceptivos es común: en 2006, el 81% de las mujeres casadas entre los 15 y los 49 años usaban anticonceptivos, y la tasa era alta en todos los grupos de ingresos.
  • Según el Ministerio de Salud, en 2006, el 29.7% de los nacimientos no fueron planificados y 17.8% fueron indeseados. En 2012, un estudio independiente concluyó que el  54% de los nacimientos no fueron planificados.
  • En un informe publicado en 2008, el Ministerio de Salud citó tasas altas de aborto inducido, incluyendo entre mujeres que señalaron que estaban usando anticonceptivos.
  • El acceso a los servicios de aborto que son seguros (así son ilegales) se limita a las mujeres con recursos económicos, y muchas mujeres que cumplen con los criterios legales para el aborto no tienen acceso a los servicios legales.
  • El uso de misoprostol para auto-inducir el aborto ha crecido, y las mujeres que usan este método suelen buscar atención postaborto del Sistema Nacional de Salud.
  • La mitad de las mujeres que reciben la atención postaborto indican que han experimentado tratamiento violento por parte de los profesionales sanitarios

Fuentes:

  • http://worldabortionlaws.com/map/
  • Diniz SG, Araújo MJ. Commentary: Reproductive health and rights in Brasil 20 years post-International Conference on Population and Development. Global Public Health. 2015;10(2):183-185. doi:10.1080/17441692.2014.986167.

Advocating for access to safe reproductive health care.